Saltear al contenido principal
Inteligencia Artificial, Una Revolución Silenciosa

Inteligencia artificial, una revolución silenciosa

La convergencia de las tecnologías, la sistematización e interpretación de datos y la autonomía de las máquinas auguran una transformación histórica que ya comenzó. Prepararse para el cambio es el gran desafío.

Trabaja y vive con los humanos, demuestra cuando está molesta por algo, asegura que la mayor parte del tiempo se siente positiva y aunque recientemente nació, conoce los principales hechos de la historia. Así es  Sophia, la primera robot del mundo con ciudadanía saudí que representa uno de los cambios más prometedores para el futuro de las industrias: la inteligencia artificial (IA).

Este desarrollo tecnológico, que se describe como la simulación de procesos de inteligencia humana por sistemas de software y hardware, apunta también al diseño de hogares conectados, a la construcción de ciudades sostenibles, a un mejor relacionamiento entre clientes y empresas, y hasta a generar tendencias en el mundo de la moda.

Para el doctor en Ingeniería de Sistemas y profesor del Departamento de Ciencias de la Computación y de la Decisión de la Universidad Nacional, Jovani Alberto Jiménez Builes, “la IA se encuentra inmersa en la cultura.
Hoy los consumidores van mucho más informados a comprar un producto, no tienen que desplazarse hasta una tienda y pueden tomar sus determinaciones basados en las recomendaciones de las máquinas”.

Decisiones inteligentes

Alibaba y Amazon con Echo Look están dando pasos agigantados en ese sentido. Este último gadget toma fotos y videos que pueden publicarse en una aplicación y ofrecer consejos, comparar outfits y considerar las predicciones climáticas para sugerir las prendas adecuadas. Otro caso es la startup española Lookiero, una tienda online que incorpora un asistente personal que aprende sobre los gustos y estilos del consumidor a partir de lo que este publica, de lo que comparte y de lo que compra en internet para sugerir futuras compras. Otras aplicaciones comunes de IA son la creación de textos a partir de datos, sistemas de reconocimientos de voz como Siri y agentes virtuales o chatbots para servicios de atención al cliente.

De acuerdo con el último Estudio Global de Tendencias de Tata Consultancy Services (TCS), realizado a través de encuestas realizadas a 835 ejecutivos de 13 sectores de industrias en el mundo, 80% de ellos se encuentran invirtiendo en IA y el 100% lo hará en los próximos dos años, con importantes crecimientos en turismo, transporte, hotelería, medios, entretenimiento y servicios de información. Por su parte, la firma de asesoría IDC estima que el mercado de IA crecerá de USD 8 billones a más de USD 47 billones en el 2020.

smartphones telefono inteligente

DOS FORMAS DE IA SON EL MACHINE-LEARNING, DONDE LA MÁQUINA ES CAPAZ DE APRENDER A PARTIR DE LAS ELECCIONES Y VALORACIONES DEL CONSUMIDOR; Y EL DEEP-LEARNING, QUE PERMITE A LAS MÁQUINAS TOMAR DECISIONES.

Conexiones y oportunidades La IA desdibuja las fronteras entre lo físico y lo digital para abrir nuevos paradigmas y usar las tecnologías para optimizar procesos y mejorar la calidad de vida. Y aunque invertir en tecnología demanda un gran presupuesto inicial, los resultados favorecen la competitividad, la creatividad y la relación con los clientes.

Para el licenciado en Relaciones Internacionales por la Universidad de Belgrano, Andy Stalman, “para comprender cómo evoluciona la relación del usuario con la tecnología hay que lograr una mayor conexión,
mejorar los sistemas de ciberseguridad y basar el crecimiento informático como un servicio para que las empresas sean capaces de adecuarse y optimizarse a las tendencias de los próximos años”.

El cambio ya comenzó y los retos son muchos, entre ellos cómo articular la IA con los procesos productivos, cómo aplicar materiales armónicos con el medioambiente y cómo coordinar un enjambre de sistemas inteligentes que tomen las mejores decisiones y que fortalezcan la relación entre lo virtual y lo real conservando características humanas como el buen servicio y la personalización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − siete =

Volver arriba