Saltear al contenido principal
Fidelizar A Partir De Experiencias

Fidelizar a partir de experiencias

Una relación fuerte, que inicia con la conexión de los sentidos y se materializa en la fidelización, es la que crean las experiencias alrededor de un estilo de vida. Así lo hacen algunas marcas.

Que en un mismo lugar viajeros y locales encuentren espacios tan diversos como un cowork, un restaurante bar, centro de eventos, centro de bienestar, zona comercial, entre otros, es algo que hoy sucede en Selina, una red de hostales en países como Panamá, Colombia, Costa Rica, Guatemala y Perú que no solo ofrece alojamiento, sino una experiencia completa que permite a los visitantes conectar con otros y participar de diferentes actividades como una clase de yoga o de salsa, un taller de arteterapia, una fiesta o simplemente apreciar las obras de arte urbano que dan color a los muros del lugar, ver una película o tomarse un café.

Selina, que nació en 2014 en Panamá, constituye un buen ejemplo de cómo las marcas evolucionan sus modelos de negocio hacia las experiencias, es decir, hoy para vender y fidelizar a los públicos se requiere ofrecerles algo más que un producto o un servicio, hay que generar emoción y conectarse con ellos a partir de estrategias innovadoras que los lleven a sentir mucho más, en el caso de esta marca, una estadía en la que el viajero puede trabajar, aprender, divertirse y relacionarse con los demás viajeros y personas locales.

Por eso, todo el modelo de Selina está pensado desde la experiencia: en las 23 locaciones que hoy están abiertas en nueve países ofrecen diferentes alternativas para que los huéspedes vivan una experiencia holística y memorable, bien sea visitando lugares turísticos o probando sabores de la gastronomía local. O bien, trabajar y compartir con la comunidad local, cuidar el cuerpo, la mente y el espíritu con sesiones de yoga o participar de actividades culturales o medioambientales.

María Arango, Marketing and Sales Manager en Medellín, explica que “es un lugar con gran sentido de comunidad, donde los visitantes se sienten cómodos y viven momentos inolvidables, pueden trabajar y crear conexiones significativas”. Va más allá de recibir viajeros, que pueden ser mochileros, nómadas digitales o turistas que están de vacaciones. Es entonces, dice, como el lugar adecuado para realizar alianzas con otras marcas y empresas para que utilicen los espacios y como ellos, ofrezcan a los usuarios experiencias complementarias.

Y esa es precisamente la invitación, que las empresas del sector de la moda también se animen a diseñar e implementar en sus modelos de negocio estrategias que ofrezcan experiencias completas a sus clientes, que vean esto como una oportunidad para seguir creciendo, consolidarse en el mercado y, por supuesto, fidelizar a sus públicos objetivos con algo más que productos de excelente calidad: el reto es brindarles una experiencia superior.

En la moda

Hoy son muchas las marcas que innovan para que sus usuarios vivan experiencias en sus tiendas. En la flagship de Inkanta Design Store, por ejemplo, cada cierto tiempo realizan eventos que se relacionen con las categorías de productos que ofrecen, como cuenta Martín Santacoloma, director de Mercadeo, “hemos tenido un taller de cómo hacer floreros, cómo hacer cocteles, también hemos invitado a diferentes artistas internacionales a las Tardes de Diseño para que hagan sus obras en vivo y tuvimos una exposición de fotografías en los portarretratos de Inkanta, entre otros. La acogida por parte del público ha sido muy buena porque los invitamos a hacer cosas diferentes en nuestra tienda”.

OFRECER EXPERIENCIAS POSITIVAS A LOS USUARIOS PERMITE FIDELIZARLOS Y POR ENDE, GARANTIZAR MAYORES VENTAS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba
WhatsApp chat